Hasta en la sopa

Esta es la composición química de un producto que consumimos habitualmente. Mírala detenidamente y pregúntate si estás dispuesto a seguir comiendo todo eso.


Ingredientes:

Agua (75,8%),

Aminoácidos (12,6%):

(ácido glutámico (14%), ácido aspártico (11%), valina (9%), arginina (8%), leucina (8%), lisina (7%), serina (7%), fenilalanina (6%), alanina (5%), isoleucina (5%), prolina (4%), tirosina (3%), treonina (3%), glicina (3%), histidina (2%), metionina (3%), cistina (2%), triptófano (1%))

Ácidos grasos (9,9%):

(ácido octadecenoico (45%), ácido hexadecanoico (32%), ácido octadecanoico (12%), ácido eicosatetraenoico (3%), ácido eicosanoico (2%), ácido docosanoico (1%), ácido tetracosanoico (1%), ácido octanoico (<1%), ácido decanoico (<1%), ácido dodecanoico (<1%), ácido tetradecanoico (<1%), ácido pentadecanoico (<1%), ácido heptadecanoico (<1%), ácido tetradecenoico (<1%), ácido hexadecenoico (<1%), ácido eicosanoico (<1%), ácido docosanoico (<1%), ácido graso omega-6: ácido octadecadienoico (12%), ácido graso omega- 3 : ácido octadecatrienoico ( < 1%) , ácido eicosapentaenoico (epa) (<1%), ácido graso omega-3: ácido docosahexaenoico (dha) (<1%))

Azúcares (0,8%):

(glucosa (30%), sacarosa (15%), fructosa (15%), lactosa (15%), maltosa (15%), galactosa (15%))

Color:

(e160c, e160a), e306, e101

Sabores:

(fenilacetaldehído, dodeca-2-enal, hepta-2-enal, hexadecanal, octadecanal, pentan-2-ono, butan-2-ono, acetaldehído, formaldehído, acetona); cáscara (e170), también contiene benceno & derivados del benceno, ésteres, furanos, compuestos y terpenos que contienen azufre.


Pues no sufras y no renuncies a comerte un huevo cada vez que te apetezca ya que esta es aproximadamente la composición química de un huevo de gallina vulgar y corriente. La proxima vez que mires la etiqueta de cualquier producto hazlo con los ojos bien abiertos y con la mente más abierta incluso. Si tienes dudas, consulta; Google es tu amigo.

Y no olvides que tu también eres pura química.

Este cartel es parte de una serie que realizó James Kennedy con el objetivo de demostrar que la química está en nosotros y a nuestro alrededor y cuatro de ellos fueron traducidos por Mauricio José Schwarz.